7 abr. 2010

Celebrando los 6 meses sin Windows




El tiempo pasa volando. Hoy me he dado cuenta que esta semana cumplo 6 meses como usuario habitual de Ubuntu. Ubuntu es una distribución de Linux, o sea un sistema operativo con el añadido de ser libre, gratis e infinitamente más seguro y potente que el de Microsoft.
Hace medio año me cansé de los antivirus, de los miles de problemas de MS Office y de Windows (más de XP que de Vista) y de no encontrar soluciones sencillas a esos problemas. Quería utilizar mis ordenadores (mi portátil, mi sobremesa de casa y el del laboratorio) aprovechando toda su potencia, que tampoco es que sea mucha. Así que por fin di el salto que estaba deseando dar desde hace tiempo: instalar una distribución de Linux. Lo hice como sistema dual, es decir, sin desinstalar Windows y creando una nueva partición para Ubuntu, de tal manera que al arrancar el ordenador me pregunta que sistema operativo quiero usar. Tras una instalación muy fácil y una más fácil aún adquisición de los programas de uso básico (OpenOffice, Gimp, Firefox, Netbeans) en 2 horas ya tenía mis ordenadores 100% operativos y trabajando. Ahora tengo el sobremesa de casa sólo con Ubuntu (este equipo ha resucitado, ya que con Windows acababa apagándose). Cuando tenga tiempo eliminaré la partición de Windows (que no he vuelto a usar) de los otros dos ordenadores.

Desde entonces mi experiencia se puede resumir en los siguientes aspectos:
- Sin problemas de compatibilidad al compartir archivos con usuarios de Office. Con OpenOffice puedo leer y escribir en los formatos de Microsoft!
- 100% del software instalado con licencia para usarlo sin trucos ni pirateos (ni licencias de universidad)
- Mayor estabilidad y velocidad del equipo. Adiós pantallazos azules y reinicios.
- Antivirus, ¿que es eso? Al final acabo limpiando los virus de los autorun de las memorias USB de los Windowseros. El colmo fue cuando en PC City intentaron venderme el Norton para Linux.
- Necesito un programa... en dos clicks lo consigo :)
- Problemas (siempre los hay), un 1% de los que tenía con Windows. La solución se consigue con poner "Ubuntu " en google y con dos instrucciones de consola lo solucionas.
- Problemas de hardware. Es lo que dio un poco más de lata, debido a que los fabricantes no liberan sus drivers ni los hacen para Linux. Pero nada que no se pueda solucionar con un poco de indagación en la red. Hasta el momento lo único que no tengo operativo al 100% (sólo funcionan algunas veces) son un escáner viejo y una webcam.
- Aspecto totalmente personalizable. En la imagen podéis ver como es mi escritorio, o mejor dicho, mi tronco de escritorios (uso 4, ya os contaré las ventajas de los escritorios múltiples)
- He encontrado alternativas libres para casi todos los usos de software que me han surgido. Para los que no encontré alternativa a los programas de Windows, los pude emular desde Ubuntu (sí, se pueden correr programas Windows desde Linux, aunque con algunas restricciones).

Por tanto, mi abandono del sistema operativo de Microsoft ha sido una experiencia totalmente satisfactoria y quizá una de las mejores decisiones que he tomado últimamente. Yo lo tengo claro, nunca más Windows, ¿y tú, aún sigues necesitando antivirus?

No hay comentarios:

Publicar un comentario